Buscar
Buscar

Los delitos de odio contra personas con discapacidad han aumentado un 113% en 2023


El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) ha alertado sobre el aumento de un 113% de los delitos de odio contra personas con discapacidad durante el 2023 y ha pedido “más investigación” por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE).

En este sentido, según el informe sobre la Evolución de los Delitos de Odio en España de 2023 del Ministerio del Interior, elaborado por la Oficina Nacional de Lucha contra los Delitos de Odio (ONDOD), los delitos de odio contra personas con discapacidad han registrado un aumento del 113%, con 26 hechos más que en el año 2022 y un 75% más que el año anterior, con 21 anotados. Además, CERMI recalca que hubo el doble más de hombres víctimas de estos delitos que mujeres. Las personas detenidas o investigadas también han sido varones en su mayoría.

El CERMI también expone que el estudio, además, recoge datos sobre el avance de los delitos de odio a través de Internet, debido, en parte, al «anonimato» que aporta y al uso de redes sociales. En este sentido, apunta que, aunque la mayor incidencia se ha producido por «orientación sexual e identidad de género», «ideología» y «racismo/xenofobia», en personas con discapacidad los delitos de odio a través de estos medios han aumentado un 100% respecto a 2023.

En este mismo ámbito, las amenazas, injurias y promoción/incitación pública al odio, se computan como los hechos delictivos que más se repiten, siendo Internet (39,01%) y telefonía/comunicaciones (26,91%) los medios más empleados para la comisión de estos hechos. A continuación, las redes sociales (25,11%) y a mayor distancia, los medios de comunicación social (8,97%).

⭕️ Más colaboración y cooperación

El Comité ha reclamado la necesidad de «más investigación» por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) «para esclarecer todas las denuncias interpuestas». Además, ha recalcado la importancia de fortalecer «los lazos de colaboración y cooperación» entre los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y las entidades del Tercer Sector de Acción Social del ámbito de la discapacidad, con el CERMI a la cabeza.

Tras el análisis, el CERMI ha destacado su «preocupación» por la «infradenuncia», sobre todo en los delitos de odio cometidos en Internet y Redes Sociales, «transmitiendo el mensaje de impunidad a los victimarios y que introducir otra información de interés como tipo de discapacidad de la víctima o nuevos cruces entre datos resulta vital para ahondar en este problema».

«Los delitos de odio suponen una amenaza para la seguridad de las personas y pueden desembocar en conflictos y violencias a gran escala. Estos se caracterizan por acciones ilegales impulsadas por prejuicios e intolerancia hacia individuos con características o condiciones (reales o percibidas) distintas a las del perpetrador, como puede ser la discapacidad entre otros aspectos reconocidos en el Código Penal español», subraya el CERMI.

Fuente: Europapress

Loading